Archive for 4 julio 2010

h1

De tal palo tal astilla: Jakob Dylan

julio 4, 2010

En el post que me encamino a redactar creo que no hace falta explicar a que familia musical va dedicada, que podríamos decir de “el hijo de la Leyenda” y sobre todo de la Leyenda que no sepa todo el mundo. Bob Dylan, nacido como Robert Zimmerman en Minnesota hace 69 años es un icono internacional que trasciende el mundo de la música. Su trayectoria profesional y su vida en general podría ser definido de épica, especialmente relevante fue la década de los 60 en la cual un jovencísimo Dylan viajó de su tierra natal para embarcarse en un trayecto musical para ver a su ídolo musical, Woody Guthrie, gravemente enfermo que le llevaría a New York.

Allí tras dejar su antigua vida, su folk-rock y sus sesudas letras fueron poco a poco calando y se hizo un nombre en los clubs de música popular norteamericana, lo que le hizo ser contratado al elenco de la productora Columbia y entablar una amistad con Johny Cash. En aquel tiempo su música definida como canción protesta se convirtió en bandera de toda una generación de jóvenes que observaban los desmanes del ejército estadounidense en plena Guerra Fría. Vietnam y las relaciones con Joan Baez o componentes de los Beatles fue sin duda su época de auge, si mejor momento. Logicamente, un personaje de su talla término siendo noticia por cada una de sus acciones, su cambio de nombre legal, su conversión al cristianismo (era de familia judía proveniente de Ucrania), o sus reclusiones de los escenarios.

De tan superlativo compositor, que tiene en su haber numerosísimos reconocimientos no solo como músico sino también como poeta, era normal que en sus vástagos algo de esa genialidad corriese por sus venas. Jakob Dylan se trata del menor de los cuatro hijos que tuvo con Sara Dylan, mujer a la que dedicó la canción del mismo nombre.

Jakob, del que dicen ser una persona muy reservada, decidió seguir la senda de su padre a principios de la década de los 90 pero siempre queriendo dejar al margen su popular familia emprendió junto a cuatro miembros la banda The Wallflowers, un grupo de rock-folk del que algunos quisieron ver influencias de Bob Dylan pero del que ellos mismos afirmaron haberse inspirado en la música de otros clásicos como Tom Petty. En la música de The Wallflowers podemos observar más el rock melódico californiano que el folk profundo y trascendental de Bob Dylan o Neil Young.

Tras un poco prolífico primer álbum, el grupo se rehízo y obtuvieron mejores réditos con sus siguientes trabajos a mediados de la década. Encajaron perfectamente en la ola de “New Folk” imperante en la época y se colocaron a la altura de bandas como Jayhawks, Wilco o Cake. Especialmente recomendable su álbum Bringing Down the Horse, en el que aparecen sus mejores y mas populares temas: “Josephine”, “One Head Light” o “Bleeder”, aparte del maravilloso “6th Avenue Heartache” hacen de ese trabajo digno de ser escuchado. A principios de los 2000 la banda se desintegraría y Jakob iniciaría una andadura en solitario en la cual ha editado dos albums, los cuales tienen un carácter más maduro y melancólico, es decir el folk típico. Eso ya no importaría, Jakob Dylan ya se había ganado por méritos propios su lugar. No sería mas “el chico de Bob” o no solo sería eso. Que tu padre sea uno de los personajes más influyentes de toda una época es algo extraordinario, pero él ha sabido sobrevivir a eso, es más creo que salió del paso con nota.

Anuncios
h1

De tal palo tal astilla: Albert Hammond Jr.

julio 1, 2010

Continuando con nuestro serial sobre parentescos musicales hoy hablaremos de uno de mis guitarristas de pop contemporáneo favorito, Albert Hammond Jr. Su popular relación como era de prever viene dada por su padre, de mismo nombre.

Sobre Albert Hammond Sr. que podríamos decir que no se haya dicho ya; considerado uno de los mayores virtuosos de la guitarra es un rockero clásico, quizás un escalón por debajo del nivel de Jimmy Page, Jimmy Hendrix, Eric Clapton o Mark Knopfler, pero un gran compositor y músico, no obstante fue incluido en el Hall de la fama. Un rockero con una historia curiosa pues es de origen gibraltareño y celebró sus primeras actuaciones en locales madrileños.

Y de la enorme maestría del padre algo debía heredar el hijo. Nacido en New York hace 30 años y de madre argentina, puede pasar desapercibido para un enorme público sin embargo su nombre ganará enteros si mencionamos que se trata del guitarra principal del grupo The Strokes. Palabras mayores, sobre todo si tenemos en cuenta que el cuarteto americano tras un genial álbum de debut en 2000 al que siguieron tres trabajos lleva un silencio que dura ya 5 años. Este sonoro parón les ha convertido en una especie de mito del pop/rock alternativo, sus primeros discos se valoran enormemente en el mundillo y su figura ha quedado totalmente mitificada.

The Strokes tuvo unos fulgurantes inicios en parte gracias a Julian Casablancas, vocalista, y también a mi parecer gracias a las melodías únicas compuestas por Albert Hammond Jr. quien siendo menos mediático imprime la verdadera esencia “stroke” al grupo. Su aporte al grupo son sin duda sus característicos rasgueos a la guitarra, rápidos, habilidosos y en cierta manera repetitivos sin llegar a cargar que constrastan con partes mas lentas y melódicas; crearon un estilo propio que tanto éxito les dio hace diez años.

Albert Hammond Jr. en estos cinco años en los cuales The Strokes como agrupación no ha publicado nuevas canciones se ha dedicado a proyectos personales, en su haber tiene dos discos en solitario, Yours to keep y ¿Como te llama?, con los que ha mostrado su calidad musical. Su primer trabajo, contiene geniales temas como “Call an ambulance”, o “In transit” en un álbum que recogía su clásico estilo. Mientras que el segundo disco en solitario es mas experimental, optó por innovaciones y efectos electrónicos que se observan en tracks como “Victory at Monterrey” o “GFC” aunque también incluye temas rockeros como “The Boss Americana” y “In My Room”. En definitiva discos que merecen la pena ser oídos si tenemos la suerte de tener cerca.

Albert Hammond Jr. junto con el resto de componentes de The Strokes protagonizarán uno de los momentos de este año 2010, pues su regreso para finales del mismo promete ser uno de los eventos musicales más importantes, presentarán nuevo trabajo y presumiblemente gira, sobre los que hay puestas unas tremendas expectativas. Hammond se reunirá con su banda con un doble mérito: brillar a la sombra de su padre y brillar a la sombra de Casablancas. El guitarrista ha justificado sobradamente su lugar dentro de la primera fila del panorama musical alternativo, un ejemplo de que las virtudes se heredan.

A %d blogueros les gusta esto: