Archive for 30 noviembre 2010

h1

Duffy y su inconsistente Endlessly

noviembre 30, 2010

Allá en 2007, a raíz del imprevisible y caudaloso éxito de la siempre polémica Amy Winehouse surgieron una serie de cantantes del corte de la londinense. El estilo retro, el sonar sesentero, e incluso el look de esa época se convirtió en una corriente. Las solistas proliferaron de manera considerable, podríamos citar a Adele o Paloma Faith, siguiendo una senda de soul comercial de primera fila como Norah Jones en Estados Unidos.

Otro clarísimo ejemplo de este fenómeno fue la protagonista del post de hoy: Amy Ann Duffy, más conocida como Duffy. Una joven galesa de 23 años que tras salir de Wawffactor, el OT de allí, (bendita diferencia con el caso nacional por cierto), asombró al mundo con su álbum de debut, titulado Rockferry. Las comparaciones, lógicas por otra parte, con Dusty Springfield y otras divas británicas de la canción comenzaron a surgir. Duffy en aquel momento aguantó airosamente el envite, demostró no ser un producto exclusivamente televisivo.

Su single “Mercy” se convirtió en un innegable hit en la primavera de 2008. Y su disco alcanzó cotas insospechables, Duffy era la primera mujer galesa en alcanzar la cima en las listas de ventas tras 25 años de sequía. Razón no le sobraba, además del éxito de “Mercy” su Rockferry contenía pistas de la calidad de “Warwick Avenue”, “Syrup & Honey”, “Serious” además de extra tracks: “Rain On Your Parade” o la canción que da título al álbum “Rockferry”. En definitiva un genial primer trabajo y uno de los discos del año, de los de comprarse o regalar.

Tres años después de aquello, Duffy lanzó ayer el segundo trabajo en su incipiente carrera musical. Endlessly se trata de un disco compuesto de diez canciones que la cantante ha compuesto en compañía del mítico Albert Hammond. Sin embargo y como titulamos hoy, el nuevo trabajo de la británica me ha dejado frío, me resulta bastante incosistente, sobre todo debido a un pequeño cambio de estilo que se le atribuye a una Duffy algo fuera de lugar. Si funcionó el soul Rockferry, no entiendo el intento pop de Endlessly. Especialmente desacertado encuentro el single “Well, Well, Well”, canción del estilo de “Mercy”, pero dándole una modernización instrumental innecesaria que a mi gusto no resalta las posibilidades vocales de Duffy. Otros temas como “My Boy” tampoco son la panacea. Para mí la canción mas destacable es “Endlessly”, preciosa balada que se ajusta a su registro, debería haber sido lanzada como single.

De todas maneras, esperaremos a escuchar mas en profundidad el trabajo de Duffy, una buena artista que sin embargo creo que decepciona con su segundo disco. Una cantante de la que se esperaba algo más.

h1

A la espera de The Strokes

noviembre 27, 2010

Hace cosa de una semana Julian Casablancas afirmó haber finalizado el proceso de grabación del álbum que servirá de retorno a la banda The Strokes. El líder anuncio a través de su twitter que si bien este acababa de grabarse todavía necesitaba pasar por todo el proceso de mezcla y demás técnicas de producción musical. Es decir, puso los dientes largos a todos sus fans pues no veremos hasta dentro de quizás un par de meses.

De todas maneras es una gran noticia y uno de los lanzamientos del año. Una esperadísima vuelta al panorama musical tras cinco años de silencio, The Strokes se convirtió en uno de los nombres propios a inicio de milenio con tres geniales trabajos en su corta pero intensa trayectoria. Tras alguna desavenencia cada componente hecho a volar, Casablancas cosechó importantes éxitos y al guitarrista Albert Hammond Jr. o al batería Fabrizio Moretti tampoco les fue nada mal en solitario.

De hecho, “los malos rollos” no parecen del todo disipados, especialmente curioso/extraño ha sido la grabación del próximo disco. Julian Casablancas realizó su apartado (vocales) por su parte, totalmente independiente del resto del grupo, según su versión para tratar de interferir lo menos posible en el estilo musical.

Por otra parte, la banda americana ha sido noticia en nuestro país por otras razones. The Strokes anunciaron, aparte de detalles de la grabación, ciertas fechas para el tour que en 2011 les llevará por países a lo largo y ancho del planeta. Especialmente celebrada fue la confirmación de una gira sudamericana y con respecto a lo que nos ataña a los españoles tampoco salimos mal parados ya que los neoyorquinos fueron presentados como uno de los grandes alicientes de cara al FIB’ 11 (Festival Internacional de Benicassim).

Una gran noticia tanto para los fans de la península como para el propio evento, ya que le corrobora como uno de los grandes festivales musicales veraniegos. Siendo quizás el mas valorado para la música indie-alternativa fuera del Reino Unido. Por el momento sigue sin saberse nada, pero parece claro que la banda promete dar titulares en el futuro. Seguiremos a la espera del tan sonado retorno de The Strokes.

h1

Charlie Winston, un bohemio sofisticado

noviembre 23, 2010

Los dichos populares casi siempre tienen razón y aquel que dice “nadie es profeta en su tierra” se ajusta perfectamente a la situación que vivió uno de los últimos grandes músicos que llegaron a mis oídos. Es británico y su nombre es Charlie Winston.

La historia de este talentoso cantautor de 32 años es un tanto curiosa, su estilo, quizás demasiado impredecible, gustó muchísimo al público francés a pesar de que Winston canta en inglés. Su sorprendente éxito se gestó tanto en Francia como en todo el espectro francófono. Con su segundo álbum, primero editado a gran escala comercial, Charlie Winston y su banda que cuenta con un bajista, una armómica y un percusionista alcanzó el primer puesto y se mantuvo durante buena parte del año en las listas de ventas francesas y belgas, además de estar muy arriba en Suiza, Alemania o Austria. Tanto es así que en 2010 recibió el galardón a artista rompedor de barreras, por su éxito en el extranjero.

Sin embargo lo importante de Winston, es su estilo, la calidad musical que atesora. Él siempre tan bohemio ataviado con su sombrero raído y chaleco se ha ganado a la audiencia con sus numerosos registros. En el diamante en bruto que es Hobo, su disco debut, nos deleita desde la primera a la última pista con canciones que van desde el estilo burlón, sobrado, divertido a canciones de lo mas sensibles.

Su repertorio va desde el folk al blues, con un toque indie siempre presente. En definitiva un quebradero de cabeza para los que tengan que clasificar a este artista en las tiendas de música. Porque ante todo él es inclasificable, recomendaría encarecidamente la escucha del álbum ya que cada uno creo que sacaría su personal perspectiva de este genial artista. Haciendo un esfuerzo señalaría el sugerente single “Like a Hobo”, baladas dramáticas como “Boxes” o “Tonge Tied”, amorosas, “I Love Your Smile”, y canciones con energía muy jazz como “I’m a Man” como pistas mas destacadas. No obstante, es harto complicado nombrar solo unas pocas porque como digo, Hobo es un trabajo tan increíble que nos llevaría tiempo realizar un análisis realmente completo.

Un estilo pillo, seductor, un hombre con una improvisación planeada al milímetro. Uno de los cantautores mas atrayentes de los últimos tiempos. Charlie Winston, un genial músico que se gana las habichuelas fuera. Algo que por cierto, no de momento no le va nada mal. Un vagabundo elegante, un bohemio sofisticado.


h1

Two Door Cinema Club y la labor de Kitsuné

noviembre 19, 2010

Quizás Kitsuné les diga muy poco, aparte de que les suene a palabra japonesa, seguramente los nombre de bandas como Phoenix, LaRoux, Foals o The Drums sean más reconocibles. Pues bien todos estos geniales grupos, entre los que se incluye Two Door Cinema Club, tienen una cosa en común: están apadrinados por la misma discográfica que no es otra que Kitsuné.

La discográfica de origen francés, cuyo nombre significa Zorro en japonés, se caracteriza por explotar y promocionar a grupos de estilo electrónico, música synthpop… un estilo que tirando de sampler mantiene una melodía sencilla, reconocible y en la mayoría de los casos bailable. Kitsuné es el maravilloso paraguas en el cual se refugian toda esta clase de “modernos”, con un halo vintage y ganas de sentirse diferente. Es la mezcla perfecta entre música de cierta calidad y lo mas fashion. Todo rehogado de un puntito galo.

“><Dentro de este estilo de música, que tiene una fantástica salud en la actualidad, quería destacar una banda que está sacando la cabeza. Son un trío proveniente de la siempre admirable Irlanda del Norte y su nombre es tan largo como curioso: Two Door Cinema Club. Podría hablar largo y tendido sobre dicho nombre, pero concluiré en que al poseer uno con tantas palabras reconocibles consiguen que aunque sea solo de partículas, terminas quedándote con ellos y les encuentras en los medios. El grupo liderado por Alex Trimble echó a andar hace tres años y se hicieron un nombre en la red social Myspace. La cierta popularidad alcanzada les permitió la oportunidad de grabar su primer trabajo, Tourist History.

Ante todo encontramos un primer álbum bastante decente con canciones frescas, ritmos bastante bailables y de fácil repetición mental, te quedarás con las melodías. El estilo de los lechosos norirlandeses podría recordar, hablando en términos de bandas, a los primeros Phoenix, bastante a The Campesinos, un poco a The Wombats y otro poco a The Drums. Aunque haciendo cada canción muy suya. Convirtiendo cada tema en motivo de cabezeo rítmico. Sin duda “Something Good Can Work” es el gran éxito de esta banda, salió como single pero temas como “You’re not Stubborn”, “Unercover Martyn” y el no tan conocido “What You Know” son canciones que le van a la zaga. Ante todo se recomienda escuchar por su positivismo y ritmos de los que quedarás atrapado. Los norirlandeses, una banda con futuro, son el último As en la baraja de Kitsuné.

h1

Damon Albarn, la hiperactividad de un hombre orquesta

noviembre 16, 2010

Que Damon Albarn es un fenómeno artístico que trasciende el mundo de la música es un hecho. El que fuera cabeza visible de los exitosos Blur es a todas luces una mente privilegiada en este campo y la conjunción de proyectos personales, grupales y novedades varias así lo demuestran.

En primer lugar, el de Colchester anunció hace unas pocas semanas la eminente creación de una banda nueva. En ella, Albarn sería el vocalista, contaría con Flea, talentoso bajista de los Red Hot Chili Peppers y el veterano batería nigeriano Tony Allen. La idea de este grupo, aun sin bautizar, es hacer un tipo de música con ritmos africanos, cercanos al Afrobeat. Es decir mezcla de jazz y funky en vez del pop, rock o indie que se le  presupone a los componentes de la banda. Una asociación que no por interesante resulta extraña. Veremos como se desarrolla este proyecto de banda. Al parecer tendrían grabado más de medio disco que llegaría a principios de 2011.

Para esas fechas, precisamente Damon Albarn tendrá otros lanzamientos. Y es que su popular banda virtual, Gorillaz, lanzará su cuarto disco de estudio a principios de enero aunque él ha especulado que quizás se podría adelantar para Navidades. Va a ser este trabajo, de titulo desconocido, el segundo álbum en un año para la banda virtual. No olvidemos que además, y rizando el rizo, este nuevo disco será el primer trabajo musical grabado íntegramente en iPad, invento que por lo visto encandiló al artista. “Espero estar haciendo el primer disco en un iPad. Me enamoré de mi iPad tan pronto como lo conseguí, así que he hecho un tipo de disco completamente diferente”. Lo nuevo de Gorillaz promete.

Y por último, el genio inglés completando este mes plagado de anuncios y proyectos declaró hace escasos días que Blur podría volver con nuevo material para la temporada que viene. Si bien informamos en este espacio, la banda se reunió este año, grabo un tema inédito y ofreció un par de conciertos. Algo que a ellos y sobre todo a sus fans supo a poco, por lo que ha declarado: “estamos pensando en hacer algo pequeño todos juntos este mes de enero”, además afirmó que siendo su idea un proyecto humilde, hay ciertas composiciones, algunos temas, que solo pueden sonar bien con Blur. Es decir, su retorno parece inminente, aunque este ha sido anunciado en numerosas ocasiones y parece ser una margarita que Albarn nunca termina de deshojar. El tiempo nos dirá si esta vez la banda británica vuelve de verdad.

Todas estas noticias, que tienen como conexión al hiperactivo cantante quedan pendientes de su materialización, pero lo que no cabe duda es de la capacidad de emprendedor de Albarn. A esto le tendríamos que añadir su enésimo proyecto personal con el que actúa de vez en cuando y con el que se mantiene tan vital: The Good, the Bad and the Queen. Damon Albarn, todo un hombre orquesta.

h1

KT Tunstall y su reflexivo Tiger Suit

noviembre 13, 2010

Tras escuchar el último disco de KT Tunstall me parecía de obligada justicia hacer una pequeña referencia sobre una cantante de la clase media musical que cuenta con un buen puñado de canciones que sonaran algunas mas, otras menos, pero que conforman un interesante repertorio.

KT Tunstall, abreviatura de Kate, es conocida por el hit “Black Horse and the Cherry Tree” que le aupó a la fama hace ya unos cuantos años. Fue abiertamente reconocida por su álbum debut, llevándose incluso el Brit a la mejor artista femenina en 2006. “Other Side of the World” y “Suddenly I See” eran otras perlas contenidas en dicho trabajo. Tras ello, y como suele pasar en un altísimo porcentaje de casos, su éxito se mitigó con un insulso segundo trabajo en el que siguió tirando de ese rock alegre y su ronca y característica voz. Rescataría algún tema suelto como “If Only”, lo cierto es que en general decepcionó.

Pero de ese pequeño fiasco, lo positivo es el giro que se puede apreciar en el trabajo del que quería hablar. KT Tunstall en su último Tiger Suit ha decidido no cambiar su registro, pero si añadir diferentes matices a su música. Ciertos cambios que le dan a sus temas otro color. La escocesa se ha tirado al pop melódico y de composición, el disco es muy de “songwriter” como dicen en Reino Unido. Si anteriormente la gran mayoría de sus canciones eran de ritmos marcados con un imperio de guitarras eléctricas, ahora se tratan de temas mucho mas retrospectivos, sentimentales que en vez de robustez dan una idea de delicadeza, sencillez. Canciones que transmiten un final abierto. La cantante de 35 años se acerca mucho mas a un folk del tipo Cat Power o de algunas canciones de su compatriota Amy McDonald.

Aunque también encontramos temas como “Come In, Get In” de eminente vitalidad y ritmo, la alternativa melódica caracteriza el álbum. El single “Still a Weirdo”, la calmada “The Entertainer” o la que es para mi mejor pista del disco, “Fade Like a Shadow”, siguen esta corriente que aporta una considerable riqueza a la música de KT Tunstall. Como decimos un nuevo registro que hace de Tiger Suit un disco de escucha muy recomendable. El último trabajo de una artista que quizás no cope grandes titulares pero siempre está ahí.

h1

Liam Gallagher echa a andar con “Bring the Light”

noviembre 10, 2010

Hoy se escribe el último y quizás más esperado capítulo en el culebrón Gallagher. Tras la monumental discusión que acabó con la unión fraternal mas productiva, musicalmente hablando, de los últimos tiempos; la duda o morbo era observar el comportamiento de ambos tras aquella noche estival en París. Comprobar si el nuevo grupo post-Oasis, compuesto por todos los miembros excepto la mente compositiva de Noel Gallagher, podía precisamente funcionar sin el alma del grupo. Todo un reto para el fanfarrón vocalista que asume un mayor rol.

Pues bien, esta mañana salimos de dudas. Beady Eye, como se llama la banda post-Oasis, lanzó a través de su sitio web la primera canción de este nuevo proyecto que se antoja interesantísimo. He de reconocer que Liam Gallagher y sus compañeros me han sorprendido muy gratamente con su single “Bring a Light”. Si los primeros acordes me sonaban extraños, lo cierto es que el tema que ve la luz hoy supone un gran progreso dentro del universo Oasis. La canción, de casi cuatro minutos de duración, desde el primer momento está determinada por ese ritmo tan rockabilly, con el piano muy protagonista, posteriormente, un muy acertado estribillo con coros propios de otra época y momentos, aunque escasos, de guitarra mas marca de la casa. Todo ello con un enorme Liam Gallagher al micrófono, cantando en un tono menos agudo que con Oasis que se adapta perfectamente al estilo del tema.

En conclusión, un buen tema para empezar la andadura de Beady Eye y que supone un pequeño/gran triunfo para Liam Gallagher sobre el que siempre tornaba la sombra de su hermano, sobre todo a nivel compositivo. “Bring the Light”, un tema tan retro, que solo puede compararse quizas a un “The Importance of Being Idle”, representa una superación del estilo Oasis y como decimos un valor para el pequeño de los Gallagher. Veremos cómo continua este camino. El single es la primera muestra del álbum que la banda grabó en Londres el verano pasado y del que aseguraron sentirse muy orgullosos. De momento no se conocen otras fechas de lanzamiento de otros temas ni del disco, pero conociéndoles, y como hicieron con “Bring The Light”, jugaran con el efecto sorpresa. Disfruten de la canción de la que hoy todo el mundo habla, el esperado regreso de Liam Gallagher, solo, pero a la vez muy bien acompañado por Beady Eye.

A %d blogueros les gusta esto: